NUESTRA SIDRA

LA SIDRA ASTURIANA

La sidra asturiana va más allá de ser una simple bebida, es una seña de identidad para Asturias, se puede decir que está intrínseca en el ADN de los asturianos, lo cual se debe a que se ha generado una cultura en torno a ella que sigue latente desde el s.IXEn ninguna otra parte del mundo la sidra tiene tanto significado como en estas tierras, lo cual queda implícito en una historia única que cuenta con varios siglos de tradición a sus espaldas.

En poco más de cinco minutos te contamos la historia de «Asturias, cuna mundial de la sidra».

Play Video

ELABORACIÓN, del pumar a la botella

La elaboración de sidra comienza en la pumarada con la recogida de manzana y finaliza cuando se pone el corcho en la botella, lo cual abarca más de una estación. Os resumimos los diez pasos que sigue este proceso (no te pierdas ningún paso de cómo se elabora sidra en Asturias, sólo tienes que deslizar a la derecha para seguir informándote).

Persona pañando manzana del suelo

1. PAÑAR/APAÑAR

Es el primer paso de la elaboración y consiste en recoger la manzana (en su punto óptimo de maduración) del suelo de las pumaradas, que previamente se ha tirado.
Persona echando la manzana del tractor al canigú (manzanero)

2. TRANSPORTE

La manzana se traslada al llagar por medio de sacos o a granel en tractores y /o camiones. Una vez llega a las instalaciones se deposita en los canigús (manzaneros).
Personas escogiendo la manzana

3. ESCOYER

Este fruto entra al interior del llagar por medio de agua, eliminando así cualquier resto de suciedad adherida. A la vez, de forma manual, se van descartando aquellas que se encuentren en malas condiciones.
Mayaora triturando la manzana

4. MAYAR

Tras escoger la manzana, pasa por la mayaora (trituradora) que la desmenuza y la tritura, facilitando su prensado.
Prensa cargada de manzana triturada lista para prensar

5. PRENSAR

Se prensa la manzana para extraer el máximo jugo (sidra dulce) posible. Los prensados pueden ser: Prensado lento (2-3 días): por prensas de cajón, hidráulicas o mecánicas. Prensado rápido (horas): prensas neumáticas.
Depósito de acero inoxidable realizando la fermentación, se aprecia la maldá (residuos fermentativos)

6. FERMENTACIÓN

Tras su prensado la sidra se dirige a los depósitos donde empieza el proceso de fermentación. Esta se divide en dos fases: Fermentación Alcohólica (15 días) donde los azúcares cambian a alcohol y gas carbónico, por la acción de las levaduras y Fermentación Maloláctica (2-4 meses), donde se realiza el paso de ácido málico a láctico, por la acción de bacterias lácticas.
Trasiego en toneles de madera

7. TRASIEGO

Tras finalizar la fermentación, la sidra se traslada de un tonel a otro, con el objetivo de mezclar la sidra de diferentes toneles, consiguiendo homogeneizarla además de eliminar impurezas.
Cabeza de un tonel de madera

8. MADURACIÓN

Tras el trasiego, la sidra se deja madurar unos meses para que repose y se estabilice. Esto se realiza en toneles de madera y/o depósitos de fibra de vidrio o de acero inoxidable.
Máquina corchando la sidra en botellas

9. CORCHAR

Último paso de la elaboración, en el que se embotella y corcha la sidra, antes de su consumo. Este paso se da siempre que la sidra esté en las condiciones óptimas para ello. Las primeras sidras del año se embotellan en primavera.
Botellas inclinadas realizando la segunda fermentación de sidra

10. 2ª FERMENTACIÓN

El proceso continúa para el caso de elaborar sidra natural espumosa, ya que necesita una 2ª fermentación antes de su embotellado. Se puede realizar a través del método tradicional (fermentación en botella) o del método Granvas (fermentación en grandes envases). Tras varios meses o años de envejecimiento, se procede al degüelle y/o embotellado (en función del método empleado).
Otoño
Otoño
Otoño
Otoño
Otoño
Invierno
Invierno
Invierno - Primavera
Primavera
Meses más tarde

TIPOS DE SIDRA

En tierras asturianas se elaboran diferentes categorías sidreras, donde su base parte del término sidra o del de sidra natural.

¿Qué productos se consideran sidras?

Para que un producto pueda definirse como sidra debe haber sido resultado de la fermentación total o parcial del mosto de manzana, al que se le puede incorporar  posteriormente a la fermentación (o no), azúcares o jarabes azucarados regulados por la normativa vigente y anhídrido carbónico.

Dentro de la categoría sidra hay varias clases de gran relevancia que se elaboran en nuestra tierra. Tanto la sidra como la sidra extra (sidra a la que sólo se le añade gas carbónico) han sido claves en la cultura sidrera asturiana, debido a sus grandes volúmenes de producción, a su presencia y a su popularidad que han traspasado fronteras nacionales. 

Otra clase a tener en cuenta en los últimos años es la sidra de hielo (elaborada a partir de manzanas o mosto congelados), ya que cada vez cuenta con mayor interés tanto de los elaboradores como de los consumidores.

Gran parte de nuestros llagareros siempre están intentado adaptarse a los tiempos actuales, teniendo en cuenta las tendencias, por demanda y cambios en los hábitos del consumidor; por ello, están en continua fase de experimentación atreviéndose a elaborar nuevos productos, como es el caso de sidra aromatizada, sidra con zumo de frutas, cóctel de sidra incluso sidra de bajo contenido en alcohol o sidra sin alcohol pero sin perder un ápice de la esencia y la tradición que ha estado presente de generación en generación en sus negocios.

Para el caso de las sidras naturales tanto el contenido de gas carbónico como azúcares debe ser exclusivamente endógenos

Sidra de Asturias

Dentro de las sidras naturales, sólo los productos amparados en la marca Denominación de Origen Protegida Sidra de Asturias garantizan origen y calidad. Sidra de Asturias va más allá de ser una bebida certificada a nivel europeo, ya que pone en valor al pueblo, al campo, al paisaje, a la historia, a la cultura, a la economía y al carácter de una región con tanto arraigo hacia una bebida y su fruto, como son la sidra y la manzana asturianas. Todo esto queda plasmado en nuestra singular botella a través de su «etiquetina».

Acoge varias categorías: sidra natural tradicional, filtrada y espumosa. La primera requiere de la técnica del escanciado para poder disfrutar de ella en sus mejores condiciones y las otras dos se pueden servir directamente en copa para su deleite.

Botellas de Sidra de Asturias espumosa, filtrada y tradicional con la etiquetina

CULTURA SIDRERA ASTURIANA

Las espichas, esas fiestas donde la sidra va de la mano con la gastronomía asturiana para de una celebración en grupo, disfrutando de la amistad y de la vida misma; el escanciado, una de las señas de identidad que mejor representan a Asturias en el mundo, una cultura viva y latente que ha construido todo un mundo en torno a una bebida, donde queda presente un paisaje cultural propio, un vivir y un sentir Asturias que imprime carácter y nos diferencia. 

Por eso, queremos que forme parte de la Lista del Patrimonio Mundial Inmaterial de la UNESCO, un camino que cada vez está más cerca ya que esta cultura es la candidatura española que en marzo de 2022 se propondrá para dicha inclusión.

¡APOYA A LA CULTURA SIDRERA ASTURIANA, APOYA A ASTURIAS! Y ¡Díselo al mundo! Si quieres puedes dejar tu mensaje de apoyo en la página web.

Ir arriba
Ir al contenido